¡Suscríbase al boletín para recibir inmediatamente un 10% de descuento en su próxima compra!

Los efectos de los ácaros del polvo

Todos hemos pensado alguna vez en la posible presencia de los ácaros del polvo en casa. Estos insectos microscópicos, de unos 0,3 milímetros, prácticamente invisibles, anidan en cualquier rincón, sobre todo allí donde es más difícil detectarlos, como armarios, zapateros, colchones y almohadas.

Su presencia no debe descuidarse, ya que puede causar reacciones alérgicas duraderas y molestas.

¿Cómo se manifiesta la alergia a los ácaros del polvo? Síntomas y señales

Los síntomas de la alergia a los ácaros del polvo pueden confundirse fácilmente con los síntomas del resfriado común: lagrimeo excesivo y prurito en los ojos, nariz congestionada y con mucosidad, tos y estornudos, así como dolor de garganta y agotamiento, todos ellos son signos de alarma que, con el tiempo, podrían indicar una reacción alérgica.

Estos síntomas sobre todo se producen por la mañana o durante la noche: de hecho, los ácaros se esconden en las camas, por lo que es habitual sentir más molestia tras varias horas bajo las sábanas.

Además, una alergia no tratada en el tiempo puede comportar la aparición de asma y dermatitis. De hecho, no son raros los episodios de dermatitis pruriginosa, con enrojecimiento cutáneo y pequeñas ampollas, causados justamente por la presencia de ácaros.

¿Cómo combatir la alergia a los ácaros del polvo?

Para combatir la alergia a los ácaros, se recomienda adoptar ciertos hábitos saludables que ayudan a tener bajo control los síntomas más molestos. Seguidamente, se incluyen algunos consejos prácticos fáciles de realizar en la propia rutina:

  • lavar la ropa de cama a 60 °C, como mínimo una vez por semana;
  • si es posible, utilizar un deshumidificador para mantener la humedad del ambiente al 45% o menos;
  • no superar una temperatura de 22 °C en casa;
  • utilizar colchones y almohadas antiácaros o envolverlos en una funda antialérgica;
  • si es posible, retirar moquetas y alfombras;
  • retirar el polvo con frecuencia utilizando paños húmedos o bayetas;
  • utilizar un aspirador con filtro HEPA (High Efficiency Particulate Air filter);
  • limpiar el colchón como mínimo una vez al mes;
  • ventilar la casa cada día abriendo las ventanas;
  • retirar los peluches o lavarlos con frecuencia;
  • cambiar las almohadas cada 6 meses.

Todos estos consejos explican cómo combatir la alergia a los ácaros del polvo en una situación normal. En caso de una situación persistente, se recomienda acudir a un médico especialista para realizar un control y una valoración para aplicar la mejor terapia.

Ultrasonidos para combatir los ácaros del polvo

Cuando la alergia a los ácaros del polvo provoca otros síntomas, como prurito en el paladar, cosquilleo en la garganta, dificultad para tragar y urticaria generalizada, podemos estar ante una infestación.

En este caso, además de los consejos del párrafo anterior se recomienda añadir un dispositivo de ultrasonidos. Ahuyentar las dos especies de ácaros más comunes, el Dermatophagoides pteronyssinus y el Dermatophagoides farinae, es posible gracias a los ultrasonidos, que en casa evitan la presencia de las enzimas digestivas y excrementos de los insectos caracterizados por el alérgeno Der-p1.

AcarZero™ HOME es completamente inocuo y ecológico y actúa aprovechando la acción de las ondas de ultrasonidos, sin uso de sustancias químicas perjudiciales para el hombre. Solo es necesario instalarlo en casa, conectarlo a una toma eléctrica y listo.

Sin embargo, no conviene descuidar las buenas prácticas de prevención. La suma de todas las acciones sin duda mejorará la calidad de vida, limitando así los efectos negativos de los ácaros sobre la salud.

Fuentes:

  1. Allergia agli acari della polvere: sintomi, rimedi e vaccino

  2. Allergia agli acari della polvere

  3. Allergia alla polvere: quali rimedi naturali?

  4. Allergia agli acari della polvere